Nacional

Normas laborales progresistas, la única manera de modernizar el TLCAN: Trudeau

14 Oct , 2017  

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó que la única manera de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se modernice y se recupere un mundo libre y justo, es estableciendo normas laborales justas y progresistas, con mejores salarios y trabajos en la región.

En el marco de la sesión solemne celebrada en el Senado, el carismático político añadió: “tenemos que asegurarnos que los trabajadores sean protegidos por normas laborales progresistas. Tienen que saber que los gobiernos y sus empleadores los cuidan, en especial para la clase media”, dijo.

Trudeau afirmó que “mexicanos, canadienses y estadunidenses se han beneficiado del libre comercio”, aunque aclaró que para tener una situación de “ganar, ganar, se requieren mejores normas, salarios y trabajos. Que haya mejores condiciones para nuestros ciudadanos, más dinero”, subrayó.

A su juicio, la mano de obra barata de México es vista como una amenaza tanto por Estados Unidos como Canadá.

“Estándares laborales progresivos son la forma de asegurarnos que un TLCAN modernizado no solo fortalezca un comercio libre y justo, sino que también disfrute de un apoyo popular duradero”, dijo desde la tribuna.

En su discurso, Trudeau reconoció el sentimiento antiglobalización diseminado entre la clase media estadunidense y que Trump ha encauzado exitosamente.

“En nuestra sociedad, crecientemente globalizada, vemos a gente que tiene miedo de ser olvidada. El aislacionismo se está enraizando en demasiados rincones del mundo”, dijo.

“Como líderes –enfatizó–, debemos estar enfocados de lleno en la clase media y en aquellos trabajando duro para ser parte de ella”.

Trudeau se echó a la bolsa luego a las legisladoras al comentar que el acuerdo comercial debe promover también la igualdad de derechos para las mujeres: “Debemos avanzar en la igualdad de género”, enfatizó.

También fue ovacionado cuando invocó al Benemérito de las Américas, Benito Juárez, al afirmar: “Tenemos que inspirarnos de esas elocuentes palabras que se encuentran detrás de mí hoy, ‘entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz’”.

El primer ministro canadiense también se refirió a los momentos que vive México tras los sismos de septiembre, ante lo que refrendó su apoyo y resaltó que México y Canadá comparten más que un continente.

“Estamos juntos en el mundo y tenemos una visión compartida del progreso, porque ambos países son socios naturales”, dijo.

Al terminar su discurso, Trudeau bajó de la tribuna y se encaminó hacia la salida, pero no pudo avanzar mucho porque una nube de senadoras se le fue encima para tomarse una selfie.

Sin perder la sonrisa, el primer ministro canadiense accedió y posó con las legisladoras que, literalmente, lo acorralaron.

PROCESO