Hospital Ángeles Tampico bajo investigación de la PGJ

Comparte esta noticia:
  • 84
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    84
    Shares

Tampico, Tamaulipas.- Médicos, personal administrativo y enfermeros del Hospital Ángeles Tampico, se encuentran bajo investigación por un posible caso de negligencia y lesiones, que podrían ser dolosas, al provocar en una jovencita adolescente un estado vegetativo cuando solo iba por un estudio para una cirugía de vesícula.

Tomás González Santiago, abogado de la familia de la víctima, explicó que una jovencita de 13 años de edad, fue diagnosticada en una clínica estudios clínicos por piedras en la vesícula, había que realizar un estudio especializado llamado CPRES, que es una endoscopía para observar cómo se encuentra en el interior y después realizar la operación.

SE TRASLADÓ A LA JOVENCITA
A UN ESTUDIO QUE SOLO DURARÍA
UNA HORA Y LA DEJARON
EN ESTADO VEGETATIVO

Debido a que en el hospital en el que se encontraba la adolescente no tenían el aparato para realizar el estudio, la llevaron al Hospital Ángeles Tampico, en donde se contrató a un gastroenterólogo y un anestesiólogo, además del equipo de enfermeras requerido.

Señaló que la niña iba completamente estable de acuerdo a los diagnósticos que se presentaron, además de que ella caminaba por su propio pie hasta que ingresó en camilla al Hospital Ángeles el 1 de julio, en donde les informaron que debían esperar una hora, pues el estudio que realizarían era rápido.

SE HA LLAMADO A DECLARAR A PERSONAL
ADMINISTRATIVO Y A LOS MÉDICOS QUE
INTERVINIERON A LA JOVEN QUIENES
CAEN EN CONTRADICCIONES: ABOGADO

Sin embargo a los pocos minutos, vieron que era un corredero de gente de emergencias a la sala del estudio y viceversa, hasta que se dieron cuenta que se trataba de la joven en cuestión que ya no presentaba movimiento en su cuerpo, es decir quedó en estado vegetativo.

Tomás González, señaló que hasta el momento se ha citado a declarar a la directora del hospital, a los médicos y enfermeros que participaron en la práctica y se detectan claras contradicciones.

El dicho de los familiares de la adolescente es que el médico anestesiólogo se encontraba bajo los influjos de algo que le impedía incluso fijar la mirada y que no estaba apto para participar en una operación de este tipo.

AL MOMENTO DE LA INTERVENCIÓN LOS
MÉDICOS NO CONTABAN CON MONITOR
PARA VERIFICAR LOS SIGNOS VITALES
DE LA PACIENTE: ABOGADO

“El problema grave es que cuando le empiezan a realizar el CPRES no había monitor, es decir no sabían de las condiciones de tensión ni ritmo cardiaco por las que estaba pasando la jovencita”, explicando que esto provocó que su cerebro no recibiera la oxigenación necesaria y que finalmente quedara en estado vegetativo.

El abogado comentó que se podría estar en un caso de lesiones dolosas debido a que los médicos al iniciar la intervención sabían que no contaban con el monitor y aun así procedieron a la práctica de dicho estudio quirúrgico.

La investigación se sigue en la PGJ y se espera que resulte favorable a la familia de la víctima en este caso de la chica que se encuentra internada desde el pasado 1 de julio que entraría a un estudio que solo duraría una hora.

Deja un comentario