La niña tiene quemaduras en el 100 por ciento de su cuerpo y el joven el 80 por ciento, se analiza que sean trasladados a un nosocomio de Houston, Texas para salvarles la vida con atención especializada.

Al lugar acudieron elementos de Protección Civil y Bomberos para sofocar las llamas y rescatar a los dos hermanos que aún se encontraban con vida.