NO SOPORTÓ MÁS ENGAÑOS Y SE QUITÓ LA VIDA

Comparte esta noticia:
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares

Con una nota, María Eugenia Flores Rosales, de 54 años de edad, se despidió de su hija, a quien encargó mucho cuidar de sus nietos, para después dirigir unas líneas a su pareja, explicando que se quitaba la vida debido a sus infidelidades.

Fue la hija de María quien la encontró ya sin vida al interior del domicilio que habitaba en la calle Sur y Circuito Uno de la colonia Jardines de Analco, por lo que dio aviso a las autoridades para recibir ayuda.

El reporte emitido al 911, cerca de las 09:00 horas, fue atendido en primera instancia por la Policía Municipal y por paramédicos del Cuerpo de Bomberos, quienes sólo pudieron confirmar la muerte de María.

La mujer decidió encerrarse en el baño de la vivienda, tomando un mecate con el que se asfixió ahorcándose, pero antes de esto dejó un recado póstumo dirigido a su hija y a su pareja sentimental.

En dicho mensaje explicaba las razones por lo que había llegado a la fatídica decisión, señalando a la amante de su pareja como la principal responsable, pues siempre estaría truncando su felicidad.

La noticia conmocionó a los vecinos y conocidos de María, quienes se reunieron al exterior del hogar para tratar de dar consuelo a su hija, quien sufrió un ataque de nervios y tuvo que ser valorada por el cuerpo de bomberos.

La mujer no daba crédito a lo que pasó, mientras que sus demás familiares la deban su apoyo y ánimo para superar el amargo trance; de la pareja nada se supo.