Odios…

Comparte esta noticia:
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares

¿Deben los gobiernos mexicanos de todos los niveles destinar recursos a los migrantes?, ¿tienen derecho a ser candil de la calle y oscuridad de la casa, permitirse el lujo de gastar miles, quizá millones, de pesos en personas de otros países mientras muchos de los nuestros se mueren de hambre?

La respuesta es complicada por un tema de humanidad ya que no se puede dejar morir a nadie pero por otra parte tampoco es justo que se quieran lucir los políticos mientras millones de personas mexicanas mueren de hambre,

Hay algo adicional, nuestros compatriotas además son los que han sufrido por años y años la mala actuación de gobiernos federales, estatales y municipales que por corrupción o su poca capacidad de diseñar y aplicar políticas de desarrollo económico y social, e incluso planes de asistencia social eficientes, han provocado que no tengan empleo ni formas de autoemplearse o hacer producir la tierra.

En números fríos, en México hay más de 70 millones de personas en pobreza, tenemos poco más de 10 millones de ellos en niveles de sobrevivencia, con ingresos menores a los 10 pesos diarios lo que les impide comer, a veces, aunque sea una sola vez al día, es decir, que tienen hambre y la razón es que los gobiernos han  sido corruptos o, en el peor de los casos, inútiles e incapaces de provocar el desarrollo social de esta gran nación.

Vuelve la pregunta, ya con esos números, ¿deben los gobiernos destinar recursos a los migrantes?, es obvio que no, que no se les debe permitir ser el candil de la calle y oscuridad en la casa porque, además, los recursos que destinan a los hondureños y otros centroamericanos no siempre llegan a su destino, peor aún, a veces los aplican para lucirse, nomás para disfrazarse de buenos ante la opinión pública, sobre todo la internacional.

No, no le pido que los dejen morir de hambre, al contrario, se que los mexicanos somos solidarios y es tiempo de dejar presumir a los organismos civiles de protección a derechos humanos mostrar su capacidad de organización, que recolecten apoyos y mantengan con comida, hospedaje y transporte a los centroamericanos hasta que tenga un final feliz la travesía, que demuestren que realmente son útiles y convoquen a la sociedad a respaldarlos lo que definitivamente sucederá.

Creo que este México da para eso y para más, nuestra gente puede hacer esa labor altruista y servirá, de paso, para que las organizaciones no gubernamentales se den cuenta del peso que implica estar hable y hable contra quienes no están de acuerdo en que se abran nuestras fronteras de par en par o que el gobierno otorgue recursos a esas caravanas.

El siguiente paso es, ya cuando se logre terminar con el problema de las caravanas, hacer igual un llamado a nuestra gente para que sea igual de solidaria y defensora de los derechos a la alimentación de nuestro pueblo, que le puedan dar de comer o exigir al gobierno para que nuestros millones de hermanos que mueren de hambre tengan primero alimentos y luego la oportunidad de trabajar y vivir dignamente.

Y si, se deben cerrar las fronteras del sur, presionar para que nuestro gobierno cumpla sus obligaciones y forzar a los centroamericanos a que protesten y exijan a sus gobiernos a ser eficientes, cumplir con su trabajo de darles seguridad y desarrollo.

Al principio, en medio o al final de todo lo que le comento va otro tema urgente, debemos frenar la siembra de odio contra nuestros hermanos centroamericanos, no se trague todo eso de que exigen carne, pescado y alimentos de primera, no todos son así, en esas caravanas debe ir gente que realmente no tiene otra opción que huir, a donde sea, aunque tampoco crea que son blancas palomitas pero debemos conservar nuestra calidad de humanos, solidarios, siempre dispuestos a defender la dignidad de los demás, de verdad, odiar no es lo nuestro o no debería serlo.

En otras cosas… Tamaulipas volvió a romper récord de participación durante el 65 Torneo Internacional de Corvina y Especies Varias 2018, III COPA TAM, el cual se llevó a cabo durante los días 17 y 18 de noviembre en la playa La Pesca de este municipio.

“Llegamos a las mil 661 cañas inscritas, 371 cañas más que el año pasado”, subrayó el Presidente del Club Deportivo de Tiro, Caza y Pesca Tamatán A.C., Georges Isacc Chiprut Martínez.

“Todo este torneo ha sido con el gran apoyo de nuestro gobernador, si no logramos esa sinergia creo que no se hubiera logrado el objetivo”, precisó Chiprut Martínez al reconocer el trabajo que realiza el mandatario y la administración estatal para recuperar la vocación turística de Tamaulipas.

Durante la ceremonia de clausura, el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente Gilberto Estrella Hernández, representante del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca tuvo a su cargo la entrega de premios a los ganadores de cada una de las categorías que comprendió este importante evento.

 

 

 

Marco A. Vázquez