CRUZA SIN FIJARSE: MUERE ARROLLADO

Comparte esta noticia:
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Víctima de un traumatismo de cráneo, perdió la vida una persona de la tercera edad, quien al cruzar la carretera corriendo para subir a una Pick Up que le iba a dar un ‘raid’, fue atropellada por un automóvil donde viajaba una familia de Jaumave, que venía a esta capital.

Este fatal accidente se registró el día de ayer, poco después de las 2 de la tarde sobre la antigua carretera a Mante, a la altura del Ejido Santa Librada y cerca del cruce con la carretera Rumbo Nuevo.

Los técnicos en urgencias médicas de la Cruz Roja llegaron hasta ese tramo, para intentar auxiliar a la persona que yacía inerte a un costado de la rúa.

Desafortunadamente el sujeto ya no contaba con signos vitales, por lo que se le dio aviso al personal de la Procuraduría General de Justicia, para que arribara a dar fe de los hechos.

Del occiso se supo que era residente del ejido Boca de Juan Capitán, contaba con 70 años de edad y respondía al nombre de Gerardo Charles Zurita.

Debido a que este poblado se encuentra muy cerca de donde ocurrió la tragedia, familiares del fallecido llegaron en poco tiempo, sin dar crédito a lo que sus ojos veían.

Elementos de la policía estatal fueron los encargados de formar un perímetro alrededor del cuerpo, para mantener a distancia a la familia y evitar que se contamine la escena.

En sus investigaciones, lograron establecer que Don Gerardo había sido atropellado por un automóvil Volkswagen Jetta, color negro.

El chofer de esta unidad platicó que viajaba hasta esta capital en compañía de su familia, procedente de Jaumave, de donde son originarios.

Dijo que su trayectoria era de sur a norte sobre la carretera Vieja Mante, cuando observó que a la distancia que una camioneta se detuvo en los carriles contrarios.
Sin saber el motivo del por qué esta pick up se había frenado, él siguió avanzando con normalidad.

Fue cuando pasaba a la altura de esa camioneta, que el septuagenario salió de entre la maleza para tratar de cruzar.

Debido a que la acción fue en apenas un instante, el automovilista nada pudo hacer parea evitar arrollarlo.

Tras ser embestido, el septuagenario rebotó contra parte del parabrisas y el marco de la puerta izquierda. El fuerte golpe lo hizo caer fuera de la carretera, con una lesión en la cabeza que le causo la muerte instantánea.

Elementos de la Unidad General de Investigación y el personal de servicios periciales, una vez que realizaron sus labores de campo, ordenaron que el cuerpo fuera llevado al servicio médico forense, donde se le practicará la necropsia de ley.