Cocodrilos: invasión mortal. Ataques se han vuelto más recurrentes

Comparte esta noticia:
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

En la zona sur de la entidad hay quienes aprenden a convivir con ellos y los alimentan

Tampico, Tam.- La zona sur de Tamaulipas se encuentra rodeada de ríos, lagunas y mar, teniendo único acceso firme hacia el norte de la entidad. Al oeste colinda con el río Tamesí y los sistemas lagunarios del Chairel y Champayán, al sur con el Río Pánuco y al este con el océano Pacífico.

En todos estos cuerpos de agua existen peligros mortales por la presencia de cocodrilos, incluso en el mar, pese a tratarse de agua salada.

La reproducción de los cocodrilos que existen en las lagunas, algunas de ellas fangosas, ha multiplicado las especies, entre las que destacan el Moreletti y el Caimán Brasileño; el primero de ellos protegido por las autoridades por tratarse de una especie en extinción.

De acuerdo al experto en cocodrilos Víctor Javier Pérez Cruz, comandante en retiro del Cuerpo de Bomberos de Altamira, los cocodrilos en la zona sur son una especie que se ha ido adaptando a los vasos lacustres desde la década de los 80’s.

Esta fauna característica de las selvas o zonas salvajes, pero es uno de los atractivos turísticos que tiene la zona sur, misma que poco a poco ha ido desplazando a la tradicional jaiba para adoptar al «Juancho» el cocodrilo más conocido por los habitantes de Tampico, Madero y Altamira.

En inicio, con 150 hectáreas la Laguna del Carpintero era la única que contaba con la presencia de lagartos… El mayor de ellos, fue nombrado «Juancho», desconociéndose si aún está con vida, toda vez que no se tiene un censo exacto de los cocodrilos que tienen como su hábitat este cuerpo de agua.

De ahí, a través de los sistemas de drenaje y pluvial de la ciudad, en estos años se han extendido a las lagunas, las cuales, ahora están infestadas y ello representa un peligro mortal para los habitantes e incluso animales.

ALIMENTADOR

Para Ignacio Bautista, mejor conocido como «Nachito», los cocodrilos no son un peligro, pues refiere que es sólo cuestión de que los animales se adapten a su presencia. Él alimenta desde hace siete años cada miércoles, sábados y domingos a los cocodrilos que existen en la Laguna del Carpintero con retazos de pollo y pedacería de res; «los que estén, comen, los que no, pues simplemente se quedan sin comer». Las tortugas aprovechan también los manjares que les avienta.

Jubilado y a sus casi 70 años de edad, don Nachito refiere que decidió alimentarlos debido a que empezó a ver que se salían de la Laguna del Carpintero, ubicada en el centro de la Ciudad, y pensó que era porque estaban en búsqueda de alimento.

LOS ATIENDE. Don Nachito alimenta desde hace al menos siete años a los
cocodrilos de la Laguna del Carpintero.

«Empecé a verlos y saber qué tan agresivos son y cuál es motivo por el que salen… Determiné que es porque estaban hambrientos. Sí tuve temor de que me hicieran algo, de que me fueran a morder, pero primero me asesoré con videos, por ejemplo de Animal Planet y de ahí me agarro para hacer lo que estoy haciendo. Ellos son territoriales y me di cuenta que si me meto al agua, ellos me van a atacar».

Asegura que nunca a tocado a los saurios y, tampoco nunca lo han agredido. Hay cocodrilos que miden poco más de 4 metros.

SOUVENIRS

«Gaby» comerciante ambulante del Mirador de los Cocodrilos, en la Laguna del Carpintero, afirma que los cocodrilos se han convertido en el principal atractivo turístico de Tampico.

Ella vende souvenirs en dicho mirador, todos ellos alusivos a los cocodrilos, de los cuales ya algunos los tienen identificados con nombres: El Güero, el Jiro, La Shakira, La Paulina.

«La que se llama la Shakira, se me ocurrió nombrarla así porque va moviendo sus caderitas, La Paulina, porque tiene los ojos verdes y está media güerita y el Jiro es el que mide poco más de cuatro metros y está con la cabeza blanquita y el cuerpo oscuro. A éste Don Nachito le puso el Solitario, porque siempre estaba solo».

Es en las temporadas vacacionales de Semana Santa, puentes y vacaciones de verano cuando más afluencia de familias hay en el Mirador.

NO TODO ES ESPECTÁCULO

Ahora no sólo existen cocodrilos en la Laguna del Carpintero, sino que los hay en todos los cuerpos de agua de la zona sur de Tamaulipas, incluyendo la Playa de Miramar en donde se han dado avistamientos.

De acuerdo a reportes del comandante de Bomberos de Altamira, Humberto Hernández Zúñiga, en el presente año han logrado la captura de al menos 35 cocodrilos, los cuales son trasladados a sus hábitat.

El más grande fue capturado el 8 de abril en el Corredor Urbano «Luis Donaldo Colosio», con una longitud de 3.60 metros.

Hasta el momento no se han registrado en los últimos meses ataques a personas, pero sí a animales de corral y perros.

«Donde hemos tenido el reporte de ataques es en la colonia Dunas Doradas. Atacan a las aves de corral y perros; por fortuna no se han dado a personas».

Los cocodrilos habitan en la zona pantanosa de las Marismas e incluso en las presas de oxidación de la Comapa que se ubican a un costado del Corredor Urbano.

Las zonas que más cocodrilos existen en este municipio, ya es difícil de definir debido a la proliferación masiva, pero se tiene en el entendido que son las lagunas del sector conocido como el Contadero, al sureste de la cabecera municipal.

Entre tanto en el municipio de Tampico, el comandante de los Bomberos Juan García Hernández informó que hasta el momento no han se ha tenido mayores atenciones por saurios que salen de su hábitat, pues esto se da con más frecuencia en temporada de precipitaciones y sólo se han logrado capturas de aquellos que deambulan por el sistema de desagüe, pero sin mayores complicaciones.

ATACAN A HUMANOS

El 10 de agosto del 2018, al mediodía se reportó el ataque a una persona del sexo masculino que se encontraba pescando en la Laguna del Carpintero.

El hombre fue mordido por un lagarto en un brazo y pierna derecha, siendo hospitalizado en el Hospital Civil de Tampico.

Once días después, en el municipio de Ciudad Madero se registró similar situación, en donde un hombre tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Civil de Tampico.

El hombre de nombre Alejandro García de 52 años de edad se encontraba pescando en una pequeña laguna de la colonia Candelario Garza, cuando resbaló y cayó al cuerpo de agua, siendo atacado por un lagarto.

Como pudo, logró salir del cuerpo de agua, siendo perseguido por el animal, sin embargo la presencia de más personas en superficie hizo que éste se ahuyentara y volviera a su hábitat.

Fuente: El Mañana