Tampico

Sonrisas desdibujadas

José Luis Tapia | El Sol de Tampico

Aunque dicen que la función debe continuar, en estos momentos de pandemia los payasos están imposibilitados para realizar sus shows y llevar diversión lo que les ha impactado severamente en sus ingresos.

Derivado de las medidas sanitarias impuestas por el Covid-19 que determinan una sana distancia entre la población, el cierre de salones de fiestas infantiles, la prohibición de eventos masivos y festejos el oficio de payasos se desplomó drásticamente por lo que algunos subsisten realizando otro tipo de trabajos.

“Un niño es una esperanza y nosotros los payasos tenemos la esperanza de vivir para seguir haciéndolos sonreír”, comentó Jesús Julian Corpus Ramírez, mejor conocido como “Jaibito” con más de 30 años en el oficio, quien además representa a más de 300 payasos en la zona sur de Tamaulipas.

Junto a sus compañeros artistas Copito de nieve, Gonzo Gonzo, Ardillín, Katarrito Achu se reunieron en la Plaza de las Artes desde donde lanzaron una felicitación a todos los niños con motivo de festejar hoy su día.

Pidieron a la ciudadanía seguir con las recomendaciones de salud, quedarse en casa, aunado al clamor de ayuda al quedarse sin trabajo en ésta época de pandemia.

“Por lo menos 90% de mis compañeros vive de hacer reír a las personas y al no poder realizarlo, muchos han recurrido a oficios como albañilería, taxista, vendiendo comidas, productos de belleza o algunos hasta “rifándosela” en algún crucero haciendo malabares y otros más ofreciendo sus servicios mediante redes sociales por la cantidad de 50 pesos o lo que gusten cooperar”.

El sol de Tampico

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba