OpiniónPolítica

Mis datos

El negocio de Muñoz Cano en Matamoros

José Ángel Solorio Martínez

El dirigente estatal del Partido Verde, Manuel Muñoz Cano, anda por el estado intentando posicionar a su nuevo partido -anteriormente, militó en el PRI de Eugenio Hernández, con el cual lucró a pasto e hizo una grande fortuna-. En su proyecto, como ocurre con quienes arrastran pecados político-administrativos, anda manchando a quien se le acerca.


El caso es el Ayuntamiento de Matamoros. Los ediles, arribaron al poder, con el impulso incuestionable del Presidente, Andrés Manuel López Obrados, bajo el apotegma de no robar, no mentir y no traicionar.
Muñoz Cano, con el tucán bajo el brazo, anda por todo el territorio queriendo hacer negocios con los alcaldes morenistas. Se entiende: pactos económicos, no del todo transparentes.


En el antiguo puerto Bagdad, llegó con el señuelo de combatir la pandemia que sufrimos los tamaulipecos debido al COVID 19. El dirigente verde, lleva del brazo a un empresario que sanitizará -asegura él- los salones de clase de las escuelas de la ciudad.


No cuentan con permisos de las autoridades sanitarias, no tienen el visto bueno de la Secretaría de Educación ni menos del gobierno estatal.


Pero eso sí: el tesorero municipal, Arnoldo García Lartigue -se desconoce hasta el momento, si el alcalde Mario la Borrega López está al tanto del trafique- les dio entrada a las coloridas aves del partido verde para embolsarse algunos 700 millones de pesos por el numerito.


Manuel, olvidó hacer política.
Ahora, le llama más la atención hacer dinero.
Y para ello, puso en la mira a sus futuros aliados del 2022: los alcaldes morenos de Tamaulipas.


¿A cuántos alcaldes les lavará el coco con es estratagema de tucán hambriento?


Al contrato financiero que pretenden operar, han sumado con habilidad y astucia, a los organismo de padres de familias de las escuelas; van en el moche, para que firmen la autorización de la sanitización de sus planteles. Es ahí, donde entra la sospecha de que el alcalde la Borrega López, podría estar en complicidad con esos pájaros de cuenta.


En la reunión en donde anunciaron su programa de combate al COVID 19, como si fueran autoridades de salud, estuvieron varios directores de escuelas primarias y un ex representante de la asociación de padres de familia que habló a favor de Muñoz Cano para que el atraco se concrete.


En ese evento, la prensa matamorense, cuestionó a los empresarios, padres de familia, y directores de escuela -en horas hábiles, hacen política barata, sin que la SEP los sancione- que estuvieron, acerca del programa. Los ponentes -Manuelito y el empresario- se hicieron bolas y no pudieron responder. Sólo aseguraron no tener los permisos de las autoridades sanitarias del estado, ni del país, para realizar los trabajos que piensan vender en breve.


La coalición MORENA-Verde, en Tamaulipas, no se ve fracturada.
Sí se percibe, pútrida.
MORENA Tamaulipas, empieza en Matamoros, a oler a caca de tucán…

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba