Opinión

Calientan la plaza para la llegada de Américo Villarreal a gobiernoPor:Mauricio Fernández Díaz

¿Hasta donde llegará CDV para sembrar discordias?

Asesinatos crispan tejido social

Ciudad Victoria.- Apenas se conoció el triunfo de Morena y de Américo Villarreal, su candidato, se notaron cambios profundos en la vida política de Tamaulipas que parecen proteger transexenalmente a Francisco García Cabeza de Vaca, verdadero perdedor de la elección. Hace días, también, se cometieron más crímenes que en meses anteriores, algunos de repercusión nacional.

Acción Nacional se empecina en crear el peor de los mundos posibles al doctor Villarreal cuando asuma el poder estatal el 1 de octubre, pero si puede hacerlo antes lo intentará.

De hecho, las granjas de bots incubadas en la misma oficina del PAN han comenzado a inducir la idea de que el estado ya vive sus primeras señales de descomposición a causa de la llegada de Morena al Gobierno de Tamaulipas. Cabe decir que también han fracasado en esta campañita.

Es entendible que un candidato elegido por las mayorías sea posteriormente presionado por esos mismos ciudadanos tan pronto ocupe el cargo. Hay un deseo imperioso de ver mejoras y resolver problemas añejos, y eso motiva las preferencias ciudadanas.

Por eso los opositores aprovechan cualquier retraso, error o desatino de los nuevos gobiernos para voltearle a la gente y ponérsela en contra. En Tamaulipas faltan más de dos meses para el cambio de poder, pero los panistas ya envenenan el ambiente a los morenistas.

El caso del periodista Antonio de la Cruz, ejecutado el 29 de junio, al salir de su casa, atrajo para mal la atención del mundo. La historia se enlutó más por la muerte de Cynthia, su hija, quien recibió también impactos de bala pero falleció dos días después. Mucho dolor sintieron los informadores de Tamaulipas por el salvaje homicidio de Tony. Aunque presentaran a los presuntos culpables, queda el estigma de Tamaulipas como un lugar inseguro para la prensa, y a Américo le tocará manejarlo.

Hay también el intento de manipular el asesinato del periodista y su hija como una prueba de la incapacidad de Morena para gobernar, ya que los crímenes ocurrieron en Ciudad Victoria, donde tienen un alcalde de la Cuarta Transformación. De hecho, hace meses hubo diversos hechos violentos en el municipio, y los panistas culparon a la presidencia de la inseguridad. Por la burda maniobra de los conservadores, nadie les creyó.

La violencia regresó hace dos días y nuevamente en un municipio gobernado por Morena, Reynosa. Ahí, un par de sicarios dispararon 12 veces contra el gerente de la compañía internacional Alcom, identificado como Reydecel Sifuentes. Según testigos, los ejecutores lo esperaban a la salida de su casa, igual que a Tony de la Cruz. Esta muerte también generó serios cuestionamientos sobre la confiabilidad de las autoridades locales para garantizar la paz a los inversionistas extranjeros. El objetivo de esas publicaciones no fue reprobar al gobernador Cabeza de Vaca sino al alcalde Carlos Peña Ortiz, de Morena, y a todo su Cabildo.

Si uno busca información sobre inseguridad en municipios panistas, Xicoténcatl, por ejemplo, no hallará nada. Un milagro.

Estos temas han sido viralizados y compartidos a lo largo y ancho del internet por los bots panistas. Quizás sean incapaces de orquestar una campaña triunfadora, pero una destructiva, sensacionalista y divisora les sale de aplauso.

Tamaulipas no resiste un mes de campañas negras y de politización dogmáticas. Eso, por desgracia, es justo lo que quiere el PAN: que se rompan los pocos cimientos del sistema estatal, y que el gobierno de Américo Villarreal pase momentos difíciles durante su administración.

Algunos analistas han descubierto ya los planes de Cabeza de Vaca. Consideran un hecho su propósito de sembrarle conflictos a Américo. Pero nadie sabe hasta donde llegará en su enfrentamiento con Morena, y eso es lo más preocupante, porque los perjudicados serán los tamaulipecos y sus familias.

Ahora que el grupo de Cabeza de Vaca adquirió el control de las Compas, gracias a otro golpe legislativo, ¿se imaginan la rabia de la gente, el caos en todo el estado, si estos organismos imponen, de pronto, aumentos al agua? Es amplio y profundo el poder que el gobernador saliente acaba de adquirir, pero para hacer el mal.

Los días siguientes van a ser más difíciles por este conflicto Cabeza vs Morena. Uno u otro podrían sumar un duro revés. Pero el reynosense no debería sentirse tan dueño de su libertad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba